¿No se debería secar la cara con la misma toalla de ducha?

Para muchas personas, el proceso “post ducha” es como un ritual, ya que después de relajarse varios minutos en agua tibia, algunas comienzan con su rutina para el cuidado de la piel.

Y, obviamente, tras salir del baño todo el cuerpo está húmedo y, por este motivo, la mayoría utiliza una toalla para secar el cuerpo y el rostro. Sin embargo, luego de leer esta nota pensarás dos veces antes de hacer esta última acción.

Un hábito que se realiza casi por inercia cada vez que tenemos la cara mojada es secarnos con una toalla, pero esto no sólo afectaría negativamente tu rutina de limpieza facial, sino que además provocaría daño en la piel puesto que este elemento puede contener diversas bacterias que causan acné.

Así lo afirmó la especialista australiana en tratamientos faciales, Jocelyn Petroni, en el medio internacional Beauticate, donde reveló que tener el rostro húmedo al momento de aplicar las cremas y aceites te hará ahorrar mucho dinero.

Lo anterior, puesto que según explicó Petroni, la piel húmeda actúa como una esponja y hace que se absorba mucho más rápido los productos, por lo que es recomendable que comiences tu rutina de cuidado lo más pronto posible al salir de la ducha.

“Tu piel absorberá los productos esté humectada o no. No obstante, el beneficio de aplicar los productos con la piel húmeda acelerará el proceso y verás mejores resultados”, indicó la profesional, quien también señaló que al secar el rostro con una toalla elimina aceites buenos para la piel.

Sin embargo, por diversos motivos, el tiempo se nos va y la piel termina de secarse naturalmente. Cuando esto ocurre, Jocelyn entregó un tip muy útil para revertir esta situación. “Puedes rociar un tónico para volver a humectar la superficie de la piel”, aconsejó.

En este sentido, en los últimos años los tónicos se han vuelto uno de los elementos primordiales en el cuidado facial, y cada vez se utilizan más como sérums que nutren la piel con vitaminas y también se usan para equilibrar los niveles de pH.

Finalmente, Jocelyn Petroni señaló que otro de los beneficios de aplicar los productos con la piel húmeda es que es más amigable con la piel sensible, provocando menos irritación. Y, si bien parece ser un nuevo paso en la rutina de belleza, de seguro traerá buenos y mejores resultados.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *